Tratamiento con medicamentos


A menudo, se utiliza una combinación de varios medicamentos diferentes para conseguir el mejor alivio de dolor posible. Mediante la administración regular de analgésicos y la prevención del dolor es posible administrar una menor cantidad de medicamentos. Además, se reduce el riesgo de estreñimiento y náuseas. Un alivio adecuado del dolor también hace que el niño recupere su actividad y movilidad más rápidamente.

Tras una operación importante, en muchas ocasiones el tratamiento se administra mediante un goteo que introduce el medicamento de forma continua en los vasos sanguíneos, por ejemplo, una infusión de morfina. Otra posibilidad es que el niño sea capaz de controlar el tratamiento contra el dolor con la ayuda de un botón conectado a una bomba de Analgesia Controlada por el Paciente (APC). Cuando el niño siente dolor, pulsa el botón y se le administra una pequeña cantidad de medicamento. La bomba está regulada de manera que no se administre una cantidad excesiva de medicamento, aunque el niño pulse el botón repetidas veces en poco tiempo.

Otro método consiste en administrar anestesia local por un tubo delgado que puede colocarse directamente en la herida o junto a las terminaciones nerviosas del área operada. La anestesia local se administra en dosis sucesivas o de forma continua en forma de goteo. Cuando se utiliza la anestesia intradural, la vejiga se ve a menudo afectada por el anestésico, lo que significa que el niño no percibe la necesidad de orinar. Por esta razón, en la mayoría de casos el niño tiene también un tubo conectado a la vejiga. El tubo puede hacer que el niño quiera orinar incluso cuando la vejiga está vacía. Este tubo delgado de plástico no supone ningún obstáculo para que el niño pueda estar tumbado boca arriba en la cama. La anestesia intradural puede afectar también a la fuerza y la sensibilidad en las piernas. Es importante que el niño haya recibido esta información antes de la operación.

En tecknad bild av en smärtpump.

//Search

twitter icon

Astrid Lindgren Children´s Hospital | Karolinska University Hospital 171 76 Stockholm


© Karolinska University Hospital

mail
Logotype