Preparativos de cara a la anestesia


El estado de salud del menor es fundamental a la hora de anestesiarlo. Por ello, el personal anestesista le hará una serie de preguntas. Resulta conveniente, en consecuencia, reflexionar con antelación sobre lo siguiente:

Preguntas para todos:

  • Enfermedades pasadas y actuales
  • Alergias
  • Medicamentos consumidos actualmente y en época reciente (el último mes)
  • Anestesias anteriores y posibles complicaciones derivadas de éstas
  • Familiares que hayan podido experimentar dificultades con la anestesia
  • Peso actual
  • Dientes postizos
  • Mareos en los desplazamientos

Preguntas adicionales para jóvenes:

  • Consumo de tabaco
  • Embarazo

No olvide en particular comunicar al personal responsable de la anestesia si el menor sufre o ha sufrido recientemente alguna afección de las vías respiratorias, como, por ejemplo, neumonía, bronquitis, laringitis, anginas o tos ferina. En su caso, informe si el niño ha estado resfriado últimamente. Síntomas típicos de las enfermedades que afectan a las vías respiratorias son la fiebre, la tos, las molestias respiratorias, el taponamiento de la nariz y el moqueo, entre otros. Estas patologías aumentan el riesgo de complicaciones durante la anestesia, pudiendo prolongar la estancia en el hospital o provocar el aplazamiento de la operación. También es importante que comunique si el menor tiene tendencia a marearse y vomitar, por ejemplo, al viajar en coche.

//Search

twitter icon

Astrid Lindgren Children´s Hospital | Karolinska University Hospital 171 76 Stockholm


© Karolinska University Hospital

mail
Logotype